Frases de la pelicula: A el no le gustas tanto….

  • Una chica jamás olvida al primer chico que le gustó.. Aunque las cosas no acaben bien. Pero normalmente alguien te ofrece unas palabras sabias.

 

  • A todas nos alientan… No… Nos programan a creer que si actúa como un idiota es porque le gustas.
  • ¡Dios mío! No lo creo, ¡Que emocionante! Yo jamás había ganado nada,  ¡Esto es lo más emocionante que me ha pasado! Qué triste ¿no?
  • La gente que se casa no es de confianza. ¿Sabes por qué? Porque si eres tan auténticamente feliz no necesitas proclamarlo. Ni transmitirlo por tele. Se casan porque son inseguros y creen que deben casarse. Así que se están mintiendo entre ellos y a otros. En serio. Piensa en ti y en tus amigas ¿Esta bien? Tienes buenas relaciones con ellas, las quieres mucho. A algunas las conoces desde hace años, ¿no? Pero no sientes la necesidad de pagarle $45 al estado para que te dé un certificado de amistad.
  • “Lo único que digo es que si un tipo no me llama, quiero reservarme el derecho de llamarlo cada quince minutos hasta que conteste. Pero si ve mi número va a pensar que soy una psicótica, o algo. Y no lo soy… Obviamente.”
  • - Quizá me llamó y no recibí el mensaje, o quizá perdió mi teléfono… O salió de la ciudad, o le pegó un taxi, o su abuelita murió… -O quizá no te llamó porque no te quiere volver a ver.
  • “Tu no eres la excepción, eres la regla. Y esta es la regla: Si un tipo no te llama, es porque no quiere llamarte. Cuando un hombre te trata como si le importaras un carajo, realmente le importas un carajo.”
  • Todas me contaban anécdotas de que todo podía mejorar porque una conocida salió un con idiota igual y acabó feliz para siempre. Pero esa es la excepción, nosotras somos la regla.
  • ¿Qué si conoces al amor de tu vida pero ya estás casado con otra? ¿Debes dejar que se te vaya?
  • - ¿Volverás a la oficina después de la ‘hora feliz’? ¿Qué tiene eso de feliz? – Te conocí a ti.
  • Oh, no lo sé. Mi hermanita ramera dice que MySpace es muy sexual.
  • - Te juro que no te traje con pretextos falsos. – Ya lo sé, pero una chica puede soñar.
  • - ¿No puedo ser amiga de alguien porque está casado? ¿O porque tiene una sonrisa fabulosa? ¿O un culo para tirármelo en seco…? – ¿Dijiste ‘tirármelo en seco’? – Sí. – Creo que me enamoré.
  • Quizá seas la mejor amiga que jamás haya tenido.
  • “- ¿Tengo que huir de todos los tipos a los que no les gusto? – Sí. – Pero entonces no va a quedar nadie.”
  • - Está tan ocupada organizando el funeral de su hermana… – ¿Qué? – La boda de su hermana… ¿no dije eso?
  • Ningún hombre realmente se quiere casar.
  • “Lo de la chispa es una mentira. Los hombres inventaron la chispa para no tener que llamar y poder tenerte adivinando y convencerte de que la ansiedad que se desarrolla solo era una chispa. Y ustedes se lo creen. ¡Y les encanta! Les encanta porque adoran el drama. Todas.”
  • “- Déjame adivinar. Cuando andabas persiguiendo a Conor, ¿te obsesionaste con que te llamara, caminabas de acá para allá, mirabas mucho el teléfono, aunque fue una cita mediocre? – Está bien, sí. – Porque les encanta el drama. Sé más como yo; si le gusto a una chica… Perfecto, pero si no, hay muchas más como ella. Con menos poros y mejores implantes.”
  • “Me gustas por la misma razón que me gusta un perro pachón. Tienen algo patético, los quiero animar.”
  • Eres la Liza Minelli de los bienes raíces.
  • No vas a llegar a ningún lado siendo pasivo. Si tú le gustas quizá quiere que seas un hombre y hagas algo.
  • Todavía no ha hecho contacto verbal. Quizá operaron al tipo y le sacaron las cuerdas vocales y respira por un estoma y yo no lo sabría porque nunca he oído su voz.
  • Nada me funciona. Un tipo me dejó un mensaje de voz, lo llamé a su casa. Me mandó un correo a mi Blackberry y le mandé un mensaje a su celular. Me mandó un correo a mi casa y la cosa se salió de control.
  • “Extraño cuando tenías un teléfono y una máquina contestadora y esa máquina contestadora tenía una cinta y la cinta tenía un mensaje del tipo o no lo tenía. Y ahora necesitas ir a todos los portales para que te rechacen siete tecnologías distintas. Es agotador.”
  • No me dejas salir con hombres a los que no les gusto. Eso me limita.
  • No me gusta que finja ser madera. Si no eres madera, no finjas serlo.
  • - Sí, la fiesta va bien. ¿Se te acercó algún hombre? ¿quieres que evalúe un nivel de interés? – Eran gays. Hasta yo sé que no estaban muy interesados.
  • “Yo prefiero ser así que ser como tú.”
  • “Quizá yo analice cada detalle y me exponga demasiado, pero al menos todavía me importa. ¿Crees que ganaste porque puedes despachar a las mujeres? Quizá no te hieran, ni quedes en ridículo, pero así tampoco te vas a enamorar. Tú no has ganado ¡Estas solo, Alex! Quizá haga muchas idioteces pero estoy mucho más cerca de encontrar a alguien que tú.”
  • Yo sé lo que es la obsesión, y estás obsesionado. No lo puedes ocultar, saltas cuando suena el teléfono, ves tu correo cien veces al día, quisieras poder escribir canciones. Sientes la necesidad de decir su nombre en conversaciones. Siempre es lo mismo, y lo estás experimentando amigo. Bienvenido a mi mundo.
  • Estoy tratando de quitarle un poco de drama a mi vida.
  • “Pensé que se me tenía que ocurrir una buena excusa para venir.”
  • - No puedo dejar de pensar en ti. Es un problema. Paso frente a tu casa, llamo y cuelgo. Me estoy volviendo como… – Yo. – Sí… – Una persona me dijo una vez que si un hombre quiere estar con una chica, hará que suceda.
  • Me acostumbré tanto a guardar mi distancia con las mujeres, y a tener el poder que no sabía lo que se sentía enamorarme de una de ellas.
  • “- Yo soy la excepción. – Tú eres mi excepción.”
  • La gente valora demasiado el salir.
  • “A las niñas les enseñan muchas cosas. Si un niño te pega, le gustas. Nunca trates de emparejarte los flecos. Y un día conocerás a un hombre maravilloso y tendrás tu final feliz. Cada película que vemos y cada historia que nos cuentan, nos imploran que esperemos el giro del tercer acto: La declaración inesperada de amor. La excepción a la regla. A veces nos concentramos tanto en el final feliz que no aprendemos a interpretar las señales, a diferenciar entre los que nos quieren y los que no.. Entre los que se van a quedar y se van a ir. Y quizá el final feliz no incluye un tipo maravilloso: quizá el final eres tú, sola recogiendo los pedazos y volviendo a empezar. Liberándote para encontrar algo mejor en el futuro. Quizá el final feliz solo consiste en seguir. O quizá este es el final feliz: Saber que a pesar de todas las llamadas y corazones rotos, a pesar de todos los errores y las señales malinterpretadas, a pesar de todo el dolor y la vergüenza, tú nunca, nunca perdiste las esperanzas.”
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s